Blog

CONSEJOS PARA LA DIABETES

by in Diabetes 15 noviembre, 2015

La diabetes es una enfermedad crónica que se desencadena cuando el organismo pierde su capacidad de producir suficiente insulina o de utilizarla con eficacia. La insulina es una hormona que se fabrica en el páncreas y que permite que la glucosa de los alimentos pase a las células del organismo, en donde se convierte en energía para que funcionen los músculos y los tejidos. Una persona con diabetes no absorbe la glucosa adecuadamente, de modo que ésta queda circulando en la sangre (hiperglucemia) y dañando los tejidos con el paso del tiempo. Este deterioro causa complicaciones para la salud potencialmente letales.

Hay tres tipos principales de diabetes:

  • Diabetes tipo 1
  • Diabetes tipo 2
  • Diabetes gestacional

Diabetes tipo 1

La diabetes tipo 1 está causada por una reacción autoinmune. Puede afectar a personas de cualquier edad, pero suele aparecer en niños o jóvenes adultos. Las personas con esta forma de diabetes necesitan inyecciones de insulina a diario.

Síntomas:

  • Sed anormal y sequedad de boca
  • Frecuente deseo de orinar
  • Cansancio extremo/falta de energía
  • Apetito constante
  • Pérdida de peso repentina
  • Lentitud en la curación de heridas
  • Infecciones recurrentes
  • Visión borrosa

Diabetes tipo 2

La diabetes tipo 2 es el tipo más común de diabetes. Aparece en adultos, pero cada vez hay más casos de niños y adolescentes. En la diabetes tipo 2, el organismo puede producir insulina pero, es insuficiente, o el organismo no responde a sus efectos.

A muchas personas se les diagnostica tan sólo cuando las complicaciones diabéticas se hacen patentes, ya que los síntomas podrían tardar años en aparecer. Los factores de riesgo implicados son la falta de actividad física, mala alimentación, raza, obesidad, edad avanzada, antecedentes familiares de diabetes, nutrición inadecuada durante el embarazo, que afecta al niño en desarrollo.

 Diabetes gestacional (DMG)

Existe una diabetes mellitus gestacional (DMG) cuando se diagnostica diabetes por primera vez durante el embarazo. Normalmente se puede controlar mediante una dieta sana, aunque también podría ser necesario utilizar insulina o medicación oral. La diabetes gestacional de la madre suele desaparecer tras el parto.

Complicaciones diabéticas

Las personas con diabetes corren un mayor riesgo de desarrollar una serie de problemas graves de salud:

Alteraciones del corazón y los vasos sanguíneos, los ojos, los riñones, pie diabético, complicaciones en el embarazo, alteraciones bucodentales (gingivitis), apnea del sueño y alteraciones neurológicas. Además, las personas con diabetes también corren un mayor riesgo de desarrollar infecciones. Las personas con diabetes necesitan hacerse revisiones con regularidad para detectar posibles complicaciones.

Diagnóstico

El diagnóstico de la diabetes se produce cuando el paciente tiene valores anormalmente elevados de glucosa (azúcar) en la sangre.

Pruebas

Para medir la concentración de glucosa en la sangre se obtiene una muestra de sangre del paciente, quien deberá estar en ayunas por lo menos 8 horas antes de la prueba.

En farmacia reina puede realizarse este test mediante el sistema Rapid Control en unos minutos.

high3Imagen1

A veces es necesario realizar una curva de glucosa, como cuando se sospecha que una mujer embarazada tiene diabetes gestacional. En esta prueba se suministra a la paciente una solución de glucosa para beber. Durante las dos o tres horas siguientes se obtienen varias muestras de sangre.

Tratamiento

El tratamiento de la diabetes mellitus se basa en tres pilares: dieta, ejercicio físico y medicación. Tiene como objetivo mantener los niveles de glucosa en sangre dentro de la normalidad para minimizar el riesgo de complicaciones asociadas a la enfermedad. En muchos pacientes con diabetes tipo 2 no sería necesaria la medicación si se controlase el exceso de peso y se llevase a cabo un programa de ejercicio físico regularmente. Sin embargo, es necesaria con frecuencia una terapia sustitutiva con insulina o la toma de fármacos hipoglucemiantes por vía oral.

Dieta y ejercicio físico

¿Cómo tiene que ser la alimentación del paciente diabético?

Los requerimientos nutricionales del paciente diabético, en general, son iguales a los del individuo no diabético, y su alimentación no difiere sustancialmente de la del núcleo familiar, pero se deben controlar los horarios de las comidas (realizar entre 4 y 6 comidas a lo largo del día) y la composición de éstas.

Alimentación en un día normal

La alimentación en un día normal de nuestro paciente diabético contendrá:

  • En todas las comidas pan, legumbres, pasta, patatas, etc. (Hidratos de Carbono de absorción lenta).
  • Un plato de verdura y un plato de ensalada: imprescindibles por las vitaminas y la fibra que contienen.
  • Dos frutas de tamaño mediano.
  • Dos raciones pequeñas de carne o pescado.
  • Dos vasos grandes de leche desnatada. Podría sustituir un vaso de leche por 2 yogures desnatados o 100 g de queso fresco.

indice-glucemico-alimentos

 Imagen: zonacycling.com

Ejercicio físico y diabetes

La práctica de ejercicio físico regular tiene diferentes beneficios:

  • Mejora la sensibilidad a la insulina, el control de la glucemia (disminuyendo la glucemia basal y después de comer).
  • Ayuda a perder peso, disminuye la presión arterial, el colesterol, y los triglicéridos.
  • Mejora la calidad de vida, nos sentimos mejor y aumenta la autoestima.

“Los beneficios del control metabólico se empiezan a apreciar a los 15 días, pero desaparecen a los 4 días de no realizarlo”.

“El ejercicio físico ideal para la mayoría de los pacientes diabéticos es caminar entre 30 y 60 minutos al día, durante 3-5 días por semana”.

“El 70% de los casos de Diabetes tipo 2 se podrían prevenir con un estilo de vida saludable”.

Recuerda: Tu profesional farmacéutico te ayuda a mantener la salud. En farmacia reina podrás encontrar ayuda para cualquier consulta relacionada con la diabetes y su seguimiento.